Blogia
DOLCEFARNIENTE

MATTHAUSEN ME MATA

¡Hola filibusteros! Hoy tengo la paranoia a flor de piel por el rollo ese del presidente de la asociación española de prisioneros de Matthausen. Para los que aún no le sepais, resulta que el pavo en cuestión, un tal Enric Marco, se inventó lo de su estancia infernal en el famoso campo de concentración para molar más y salir por la tele, lo cual le honra y le confiere todos mis respetos, vitores y alabanzas. Ahora bien, el caso me ha puesto aún más suspicaz que de costumbre (recordemos que yo soy de esos tíos que duerme con la puerta cerrada con llave para evitar que algún miembro de su familia, en un arranque impredecible de psicosis, pueda hacerle puré con una minipimer)Lo expondré brevemente: si ese tipo se lo invento todo... ¿quien nos asegura que es el único? Y aún más... ¿quien nos asegura que no todos mienten? ¿Y si los parafascistas más recalcitrantes están en lo cierto y lo del holocausto es mentira? ¿Y si ni siquiera la guerra fue real? Tal vez ni siquiera los videoclips de Paul Anka sean reales, ni tú, ni yo, ni siquiera mi variz.

Me estoy hiperventilando. Creo que lo dejaré por hoy no vaya a ser que descubra algo gordo y me pase como al Mel Gibson en Conspiración...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Uruloki -

Ya lo contaron los hermanos Wachoski en unas películas hace unos años.

¿Vivimos en una no existencia? ¿Una existencia involutiva?

Vete poniendote celo en los ojos para verlo todo más claro, cualquier día pasan a buscarte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres